Libros Publicados

Libros Publicados

Autora: Dra Graciela Medina        Descargue versión completa

PROLOGO del libro “La Violencia Doméstica”

Siempre es un difícil compromiso prologar una obra. Sin embargo, en este caso lo asumí como una grata tarea porque se trata del esfuerzo de un profesional brillante y preocupado por el tema de la violencia doméstica, que presenta un trabajo cuyo objetivo es  describir las diversas causas de su repetición sistemática, dejando de lado la posición reduccionista que afirma que ésta se origina solo en “la indefensión aprendida” y la “teoría del apego”. Considero que el objeto abordado es interesante, difícil, e imprescindible de conocer para el operador de cualquier disciplina que se desempeña en la temática, por ello anticipo que el libro es útil. valioso y beneficioso de leer.

El fin último de la obra es contribuir a luchar tanto contra el flagelo de la violencia doméstica como contra la tortura de su repetición, mediante un conocimiento profundo de sus causas desde el saber interdiciplinario. Cuestión de trascendental importancia ante el incremento de la violencia doméstica y el conocimiento certero que muchos de los casos de femenicidio tienen como antecedentes reiterados episodios de violencia

.

El propósito de la obra se encuentra eficientemente logrado por la especial formación de su autor, quien cuenta con una vida profesional fecunda, ética y comprometida con valores de gran humanismo y con una invalorable experiencia práctica, que con toda generosidad pone a disposición de los lectores, de forma inteligente y muy ilustrada.

El Dr. Felipe Rilova Salazar es un  médico psiquiatra egresado de la Universidad de Buenos, quien completó primero su residencia en clínica médica, para alcanzar luego la especialidad en psiquiatría (servicio de Psicopatología del Hospital Italiano de Buenos Aires);  habiendo egresado de la Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados. Es docente de la Universidad de Buenos Aires, ex docente de la Universidad Católica Argentina y de la Escuela de Psicoterapia para Graduados. Autor de varias  obras entre las que se destaca el libro “ Cuando el cuerpo solicita la palabra” ( 2001) donde se pone de relevancia el valor de la transdiciplinariedad, Cuenta con una amplia experiencia  en el campo de la detección, el tratamiento y la determinación de las secuelas de la violencia doméstica, lo que contribuye eficazmente a que la obra sea de una indiscutible utilidad  tanto para la vida profesional cotidiana de los operadores de las diversas disciplinas que se enfrentan al flagelo de la violencia doméstica, como para el investigador que estudia el fenómeno, para el profesional que lo enseña  y para quien carga sobre sus hombros el tremendo desafío del  diseño de las políticas públicas.

El autor cuenta con una pluma fantástica que permite que el lector se solace con la lectura de un libro que no está destinado para el solaz, sino que está dedicado a describir las causas de un horrendo problema social cual es la violencia doméstica. que solo puede ser explicado, en forma eficaz por quien tiene una escritura ágil, rica en adjetivos y profunda en conceptos, que facilitan su abordaje

Contribuye a la lectura  y a su comprensión, la erudición de Felipe Rilova Salazar quien no solo cita obras de su pertenencia disciplinar sino que acompaña el texto con citas literarias que van desde el “Hamlet” de Shakespeare hasta “Las Leyes” de Platón, pasando por Foucault, Marcel, Lacan y Freud, y que además  lo ilustra con  fotografías de situaciones recientes, como la foto de Aylan Kurddi niño de 3 años que apareció ahogado en las playas de Turquia al naufragar la embarcación clandestina en la que huía con los suyos del Horror de Siria y la foto de Kevin Carter que en 1994 ganó el premio Pulitzer retratando a una niña arrodillada con la frente apoyada en el suelo, vencida por el hambre, mientras un enorme buitre se posaba tras ella en el Sur de Sudán.

Quiero destacar que el Dr Rilova Salazar no es un docente encerrado en un laboratorio y alejado de la realidad, muy por el contrario, es un psiquiatra activo que se desempeña en la profesión tanto en el ámbito público como en el privado. En el área pública trabaja en la Oficina de Violencia Doméstica dependiente de la Corte Suprema de Justicia de La Nación desde su creación, hace ya mas de 8 años, y en el área privada es un psiquiatra que ejerce la profesión de manera ágil, eficiente y humanitaria

Sin  duda el hecho de trabajar activamente en la vida profesional y contemporáneamente en dos ramas de la ciencia médica, como lo son el  ámbito privado y el público, le da un horizonte amplio, más ancho que el común. Ello se evidencia tanto en los casos que ilustran su obra, donde  se plantean   cuestiones acontecidas en la OVD y también en su consultorio particular, como en su conocimiento de los datos estadísticos de los casos de violencia doméstica de la Capital de la República Argentina que se registran en la Oficina de Violencia Doméstica-

Indiscutiblemente la universalidad del fenómeno  de la violencia doméstica requiere de una sólida formación  de quienes trabajen en ella e indudablemente el autor la posee. Es por ello que puede presentar una obra de gran realismo, que incuestionablemente sirve para  combatir con eficacia la violencia doméstica, profundizar su estudio, y diseñar políticas públicas.

Otro de los méritos a destacar es que los casos plantados son concretos y reales que, van al meollo del asunto, excutiendo todos los temas de interés para los teóricos, los prácticos y los investigadores de esta realidad grave, apremiante y compleja.

El Dr. Rilova Salazar busca explicar las causas de la violencia sin ningún compromiso que no se relacione con la objetividad, la neutralidad y la fundamentación  de los contenidos que convengan a su mejor resolución.

Parte de señalar que normalmente se explica la reiteración de la violencia por “la indefensión aprendida” y por “la teoría del apego insuficiente” pero que ambas, aunque útiles son insuficientes como causas del complejísimo problema abordado

Cabe señalar que la teoría de la “indefensión aprendida” viene de la ciencia de la veterinaria fue creada en 1967 por el psicólogo experimental Seligman, quien la desarrolla luego de observar lo que ocurre al encerrar a dos perros en diferentes jaulas, exponiendo a cada uno de ellos  a un período de descargas eléctricas recurrentes. Al primer perro se lo ubica dentro de una jaula en la que existe una palanca que puede detener instantáneamente la descarga si el animal logra descubrir como accionarla con el hocico. Al mismo tiempo, al segundo perro se lo ubica en una jaula en la que no existe este recurso. La extensión e intensidad de las descargas eléctricas de este experimento veterinario resulta ser idéntica para ambos perros, y  cuando el primero logra cortar la descarga el otro también deja de percibir la injuria eléctrica. Lo que esta investigación corrobora es que el primero de estos dos perros exhibe más tarde una conducta  exenta de secuelas, mientras aquel que había sido privado del recurso de la palanca adquiere rasgos asustadizos, mostrándose inerme ante ataques ulteriores y al someterlo a un nuevo período de descargas, a pesar de proveerlo en esta nueva etapa de aquella palanca de la que había gozado el primero, para este momento el animal  ya no intenta salida ni movimiento alguno.

 

Esta teoría fue llevada a las ciencias sociales por la Dra Walker ( autora de los ciclos de la violencia) para  sostener que sería por influencia de tempranas experiencias sociales que surgiría en la mujer la “indefensión aprendida”, de la que dependería la ulterior deficiencia cognoscitiva, emocional y conductual que observa en las mujeres que repiten relaciones abusivas en el curso de su vida, planteando que la mujer que sufre habría quedado incapacitada para  percibir o actuar cuando se le presenta la oportunidad  de “escapar” de la violencia.

El autor sostiene que la indefensión aprendida muestra una de las posibles causas de la repetición de la violencia, pero es insuficiente para explicar todos los casos, máxime cuando se origina en el mundo animal y peca de un excesivo determinismo.

Por otra parte “ la teoría del apego” cuyo autor es John Bowly, fue utilizada por Dutton en 1978 para explicar desde la perspectiva del género, el origen de los problemas que afectan a los hombres que reinciden en la violencia.. Según Dutton la violencia se aprende  y comienza en la familia de origen desde  el momento en que niño es avergonzado y maltratado por su padre, desarrollando un “apego” inseguro en el vínculo con su madre, quien a su vez también sería  maltratada con frecuencia por esta misma figura. A su juicio, en todos los casos en los hombres que ejercen violencia habría una pobre constitución yoica dependiente  de apegos mal logrados.

 

El Dr, Felipe Rilova, explica, ejemplifica y describe muchos supuestos en los cuales “la teoría del apego” y la de la “indefensión aprendida” son insuficientes para explicar la repetición de la violencia, y demuestra que  ella no tienes causas exclusivas ni un marco conceptual hegemónico.

 

El mayor valor de la obra se encuentra en los 15 casos que el autor desarrolla, explicita y ejemplifica, en los cuales el fenómeno de la  repetición no se explica ni  por la   “indefensión aprendida” ni por la “teoría del apego insuficiente”. Ellos son: a)  La repetición de la violencia en la neurosis traumática b) La repetición de la violencia en las “relaciones apasionadas”.c)        La repetición de la violencia perverso – psicopática. d) La repetición orientada  a banalizar la violencia e)    La repetición de la violencia en las adicciones. f)          Violencia doméstica y desempleo g)        La repetición de la violencia en los testigos infantojuveniles de violencia intrafamiliar.  h)       Sobre la posibilidad de evaluar objetivamente los “deseos” y las “defensas psíquicas” que presentan los diferentes protagonistas de la violencia doméstica; a propósito del uso del ADL como instrumento investigación  pericial. i)      La violencia intrafamiliar y social  reincidente sobre adultos mayores. j)     El “abuso” intrafamiliar y  social que recae  sobre los niños: “el colectivo más vulnerable en la faz de la Tierra” (UNICEF, 2012) k)  Historia del Maltrato Infantil en la cultura de Occidente. l)    Cuando la infancia es un infarto en el corazón del mundo. l)    Cuando la violencia intrafamiliar infantil resulta en el desarrollo     de una psicosis crónica   m)   La ausencia de la figura de un “mentor” en el caso de los niños que egresan de una institución en la que fueron criados en ausencia de cuidados parentales.   n)   La violencia intrafamiliar y social sobre personas con  problemas     de salud.

   La descripción de estos casos permite conocer más acabadamente las causas de la violencia, conocimiento que es de suma importancia para poder entender a sus víctimas, evitar su repetición, sancionar debidamente al productor, brindar las soluciones adecuadas en aras de su prevención y encontrar los medios idóneos para su reparación,

Por otra parte es de destacar positivamente la actitud que el autor señala que tienen que tener los profesionales que trabajan en violencia doméstica, en este sentido afirma que       “No se trata de considerar una temática tan compleja a partir un optimismo simplista, pero tampoco es posible trabajar desde la posición de quien presume estar  ante un problema en el cual es muy poco lo que se puede hacer. A través de un amplio espectro de actitudes transmitimos “involuntariamente” trasuntamos nuestro estado de ánimo ante quien viene a buscar ayuda. Todos trasuntamos – de un modo u otro – lo que pensamos y sentimos sobre la actividad que desarrollamos, de allí que, quienes no confíen en las posibilidades reales de cambio que se pueden promover a favor de las intervenciones que se realizan sobre personas o familias que sufren violencia doméstica debieran abstenerse de participar en la atención de estos casos. Quien trasunta solvencia, serenidad y un discreto grado de entusiasmo frente a quien viene a elevar una denuncia por violencia doméstica genera, con ello, el clima necesario como para que la persona afectada pueda organizar el relato de aquello que padece.”

 

En el libro se  destaca que si bien en la sociedad actual se vislumbra una actitud fatalista y negativa con respecto a la violencia doméstica, no se debe caer en pesimismos tremendistas, ni en optimismo simplistas, sino que se debe mantener un realismo objetivo a partir del cual es posible reconocer lo mucho que se ha avanzado en el tema de la violencia doméstica en los últimos años, prueba de ello en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la existencia de la Oficina de Violencia Domestica dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se ha replicado también en otras instituciones similares en el interior del país.

Por último quiero señalar la importancia del acápite estadístico que grafican 68363 casos atendidos por la OVD desde el 15/9/ 2008 hasta 31/3 2016.

Así esta obra es un aporte significativo para el conocimiento y comprensión de la  violencia doméstica que hoy más que nunca tiene repercusión y trascendencia para la sociedad toda, motivo por el cual estoy convencida de su utilidad para los profesionales de las diferentes disciplinas  y ciencias que se unen para combatirla.

Graciela Medina